» » » El colectivo de personas con autismo muestra su enorme preocupación por la posible suspensión del proyecto de creación de un Centro de Referencia Estatal en investigación y formación sobre el TEA en León

El colectivo de personas con autismo muestra su enorme preocupación por la posible suspensión del proyecto de creación de un Centro de Referencia Estatal en investigación y formación sobre el TEA en León

La ministra de Sanidad ha anunciado que creará un Centro de Referencia Estatal para Mayores, y no el Centro de Referencia Estatal en TEA comprometido por el anterior ejecutivo

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, en su encuentro con entidades sociales en León el pasado sábado, y con el visto bueno del alcalde de León, Antonio Silván, aseguró que el destino de las instalaciones titularidad del IMSERSO en la ciudad, será la de la creación de un Centro de Referencia Estatal para Mayores lo que como consecuencia dejaría sin atender el compromiso institucional anunciado el 1 de febrero de 2018 por el anterior ejecutivo y la propia alcaldía de León, de destinar dicho Centro de Referencia Estatal a la investigación y la formación del trastorno del espectro del autismo (TEA).

Tras cerca de 3 años de incumplimiento por parte del gobierno de España de los plazos establecidos en la Estrategia Española en Trastorno del Espectro del Autismo para la aprobación y puesta en marcha de su Plan de Acción, desde el colectivo se recibió con alivio y satisfacción la propuesta en 2017 desde el ministerio de comenzar a dar respuesta a los objetivos de la citada Estrategia a través de un Centro de Referencia Estatal específico en TEA, lo que supondría una oportunidad única de mejora cuantitativa y cualitativa, para la mejora de la calidad de vida de las personas con TEA y sus familias en España.  

Dentro de todas las líneas comprometidas en la mencionada Estrategia, este Centro de Referencia se enmarcaría en dos de las necesidades principales del colectivo: la investigación y la formación de los profesionales que trabajan directamente con las personas con TEA.

En un contexto donde los estudios en el ámbito del trastorno del espectro del autismo son muy limitados, la promoción de la investigación es esencial, ya que permitiría aumentar el conocimiento y también la concienciación social sobre los TEA, así como la generación de modelos de buenas prácticas las cuales son vulneradas sistemáticamente en la actualidad en todos los ámbitos, especialmente por la intrusión de las pseudociencias en la atención de personas con TEA en nuestro país. De esta forma el Centro de Referencia Estatal en TEA, vendría a desarrollar proyectos estables e interdisciplinares que contarían con la colaboración y participación de todos los agentes implicados (Administraciones Públicas, organismos investigadores y tejido asociativo), siendo imprescindible la participación activa de las propias personas con TEA y sus familias.

Este centro debía convertirse, por tanto, en ese núcleo que permitiera difundir la mejor evidencia científica y promover la transferencia del conocimiento sobre la situación del colectivo en España, desarrollando, actualizando y divulgando materiales en distintas áreas del conocimiento (detección y diagnóstico, atención temprana, educación, empleo, envejecimiento activo, accesibilidad, etc.) que ayudaran también a mejorar la práctica profesional y a responder a las necesidades y demandas del colectivo. 

Por lo que respecta a la formación de los profesionales que trabajan directamente con las personas con TEA, el contexto actual hace imprescindible que dispongan de una serie de conocimientos teóricos que les ayuden a comprender la singularidad y especificidad del TEA y, al mismo tiempo, a manejar alternativas de intervención diversas que permitan elegir la más adecuada a cada caso concreto. Por ello, el Centro vendría a dar respuesta a la necesaria capacitación específica y especializada de sectores determinados, especialmente aquellos vinculados al ámbito sanitario, educativo y a los servicios sociales (equipos de valoración de la discapacidad y de las situaciones de dependencia, personal sanitario, docentes…).

Así pues, las instalaciones del Centro de Referencia Estatal en TEA de León deberían servir para desarrollar programas de investigación científica y social; actividades formativas destinadas a profesionales de distintos sectores (públicos y privados); encuentros dirigidos a personas con TEA y sus familias; jornadas de trabajo y colaboración entre entidades, administraciones y otros grupos de interés (empresas, medios de comunicación, etc.) tanto nacionales como internacionales.

En definitiva, este proyecto, pionero no solo de España, sino también de Europa, debería permitir seguir trabajando en el desarrollo de apoyos y servicios especializados que respondieran a las necesidades y demandas de las personas con TEA y sus familias y uniría para siempre a León al desarrollo de la investigación sobre el autismo a nivel mundial. Una oportunidad única de desarrollo económico y social para la ciudad, que supondría una nueva transformación en la ciudad de León, basada en una trasformación desde la innovación social y científica del proyecto.

Desde el plano de vista económico, la puesta en marcha del Centro supondría además la generación de cuarenta y dos empleos directos, a los que se tendrían que sumar aquellos puestos indirectos que se crearían con los servicios de mantenimiento, limpieza, etc. Empleos estables, de calidad, de servicio público y que servirían para asentar población en la ciudad.

Además, y consecuentemente con su actividad, el centro supondría un nicho de investigación y de difusión de conocimiento entre científicos e investigadores venidos desde distintos lugares de España y del mundo. Significando esto, que León sería el centro de paso de un gran número de personas que descubrirán la gastronomía, la cultura, etc. generando un impacto positivo en la economía de la provincia.

El Centro de Referencia Estatal en TEA sería por tanto una nueva realidad en León, basado en un proyecto de investigación social y científico, con una proyección real en los próximos años, surgida de la necesidad emergente generado en torno al TEA, siendo también un proyecto que serviría para continuar poniendo en valor el gran potencial y proyección de León a nivel nacional e internacional; un objetivo que no sería posible sin la unión de esfuerzos y el trabajo conjunto del tejido asociativo, los agentes sociales y las Administraciones Públicas, para avanzar en todos los ámbitos que inciden en la mejora de la calidad de vida de las personas con TEA y sus familias. Una iniciativa sin precedentes que repercutiría positivamente en la calidad de vida de las más de 450.000 personas con TEA que se estima hay en nuestro país.

Desde el colectivo de personas con TEA con enorme preocupación, esperamos por tanto que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social como la Alcaldía de León reconduzcan la situación, destinando las instalaciones de León al objeto comprometido de creación y puesta en marcha de un Centro de Referencia Estatal en investigación y formación sobre el trastorno del espectro del autismo. Un objeto que constituye un compromiso del gobierno de España con las personas con TEA y sus familias de nuestro país y que no tiene color político alguno, que no sea la mejora de la calidad de vida de los más desfavorecidos. Una realidad emergente en el último medio siglo con un incremento de prevalencia de 1/5.000 nacimientos en 1975 a 1/100 en la actualidad, encontrándonos con más de 4.200 nuevos nacimientos cada año con este trastorno en España.