Home » Noticias » Asociaciones » Autismo Soria recreará una consulta médica en su sede para ayudar a las personas con autismo a perder el miedo a acudir al médico

Autismo Soria recreará una consulta médica en su sede para ayudar a las personas con autismo a perder el miedo a acudir al médico

Para las personas con autismo acudir a la consulta médica, es muchas veces una situación estresante y muchas de ellas requieren una atención más específica e intensa para poder acceder a una atención sanitaria de calidad.

Para mejorar esta situación, Autismo Soria, en colaboración con la Fundación ONCE, van a desarrollar esta iniciativa de desensibilización sistemática, en la que recrearan una consulta médica en la que haya personal con atuendo sanitario y se use instrumental y/o aparatos y técnicas similares a las utilizadas por médicos o enfermeros. El principal objetivo es preparar las personas con TEA para ser, en un futuro, atendidas en centros sanitarios, dotándoles de las habilidades necesarias para enfrentarse a esta compleja situación. Así, se busca la ansiedad que sienten muchas personas con autismo cuando se ven ante una bata blanca.

El programa se inicia en las asociaciones con programas de desensibilización sistemática en los que, contando con el propio SUH,  se prepara a las personas con TEA para ser, en un futuro, atendidas en urgencias, dotándoles de las habilidades necesarias para enfrentarse a esta compleja situación.

Las personas con autismo en el ámbito sanitario tienen dificultades para comprender lo que les pasa, identificar síntomas y expresar malestar. Muchas tienen una percepción atípica al dolor con umbrales altos o bajos al mismo, lo que dificulta el diagnóstico. Algunas tienen hipersensibilidad a olores o luces intensas comunes en centros sanitarios. Muchas no toleran las esperas, experimentan ansiedad ante situaciones nuevas y pueden desarrollar conductas desadaptadas. Algunas pueden tener fobias a someterse incluso a pruebas sencillas.

La atención sanitaria de las personas con autismo constituye un auténtico reto sociosanitario que precisa de la colaboración de asociaciones, familias y requiere la implicación de los profesionales del sistema sanitario que han de estar formados para desarrollar buenas prácticas de atención a TEA.