tea

Congreso Internacional Autismo

Durante los días 16, 17 y 18 de mayo, la asociación Autismo Burgos, ha celebrado un Congreso Internacional sobre Autismo en la Casa del Cordón de Burgos. Bajo el lema “Una senda, un reto, un futuro”, este congreso ha sido uno de los diferentes actos conmemorativos realizados con motivo del 35 Aniversario de la entidad.

Durante estos tres días, Burgos ha sido un punto de encuentro de expertos en Trastornos del Espectro del Autismo (TEA), que han compartido conocimiento e intercambiado experiencias, abordando diversas temáticas, vitales para las personas con autismo; destacando la elevada prevalencia, la importancia de una atención temprana, un diagnóstico precoz y una intervención especializada a lo largo de todo su ciclo vital.

En el acto de inauguración del Congreso, la presidenta de la Asociación Autismo Burgos, Simona Palacios, estuvo acompañada del director general de Caja de Burgos, Rafael Barbero; el director general de Familia y Políticas Sociales de la Junta de Castilla y León, Pablo Rodríguez; el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, y el delegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente.

El congreso reunió a cerca de 300 personas de toda la geografía española e Iberoaméricana, 20 ponentes nacionales e internacionales, entre los que podemos destacar: Dr. Ángel Carracedo, Dra. Amaia Hervás, Dra. Patricia Howlin Dra. Jacqui Ashton Dra. Pura Ballester, entre otros.

En la clausura del congreso, el presidente de Federación Autismo Castilla y León y de Autismo España, remarcó la importancia de la Estrategia Española de Autismo y el Plan de acción para las personas con TEA en Castilla y León, como los grandes logros del movimiento asociativo del autismo, hacia la búsqueda de la mejora de la calidad de vida de las personas con TEA y sus familias.

Durante el congreso, como actividad paralela se llevaron a cabo tres talleres realizados por profesionales de diferentes servicios de la Asociación, el Programa de habilidades para la vida; el taller Cómo combinar la inclusión y atención específica y el tercer taller titulado, Vida adulta con pleno sentido y tres espacios de encuentro (sobre mujeres con TEA, ansiedad y bienestar y políticas iberoamericanas).

PRINCIPALES CONCLUSIONES DE AUTISMO BURGOS SOBRE EL CONGRESO INTERNACIONAL

  • LJ

Hay alto porcentaje de casos de TEA asociados a alteraciones estructurales del genoma (actualmente se conocen más de 100 genes relacionados), lo que evidencia la necesidad e incluir en la cartera de servicios de la sanidad pública el diagnóstico genético y el consejo genético familiar.

La intervención psiquiátrica debe estar enfocada a minimizar el impacto que los síntomas de TEA pueden ocasionar en la calidad de vida y en el funcionamiento de día a día de las personas. La farmacogenia abre una vía de apoyo para aquellas personas resistentes a los tratamientos convencionales.

El futuro de la atención psiquiátrica pasa por intervenciones naturalistas en los contextos cercanos de la persona junto con su entorno familiar y social, en base a intervenciones psicosociales dejando de lado las intervenciones exclusivamente farmacológicas.

La detección temprana de síntomas de TEA en los primeros meses ya es una realidad con el apoyo de las TICS.

La atención temprana específica y especializada modifica el desarrollo de las personas con TEA al poder incidir en las primeras manifestaciones.

Los protocolos específicos de acceso a los recursos sanitarios son la herramienta más eficaz para garantizar el derecho de las personas con TEA a acceder a dichos servicios. El acceso ya es una realidad en muchos servicios de Burgos.

Conocer la eficacia y la eficiencia de muchos programas de intervención en la escuela, pero se hace necesario evaluar el impacto de dichos aprendizajes en el funcionamiento de la persona, en función de los contextos en los que se desarrolla la persona y de sus propias necesidades y capacidades.

El diagnóstico de TEA en las mujeres sigue siendo una asignatura pendiente en la medida en que los instrumentos no tienen en cuenta el género y es evidente que la manifestación de los síntomas es diferente a la forma en que aparecen en los hombres.

Se hace necesario promover la investigación en la etapa adulta, ya que aún hoy es muy desconocida, que nos permitiría conocer aquellos predictores que pudieran producir un pronóstico positivo en el envejecimiento.

Más de la mitad de las personas con TEA sufren ansiedad de manera crónica, lo que obliga a no minimizar los estímulos estresores y a promover medidas de apoyo.

 Las personas con TEA adultas con DI presenta alteraciones del sueño específicas que e

El acoso escolar y en las redes es uno de los peligros a los que se enfrentan los adolescentes y adultos con TEA. Programas que autogestión, así como controles más estrictos en la red son algunas de las vidas de prevención más eficaces.

Las terapias no avaladas a nivel científico ni con evidencia profesional siguen siendo un peligro para la salud de las personas con TEA. Se hace necesario que las administraciones vigilen, supervisen y/o vetan aquellas sin evidencias.

El movimiento asociativo de familias de personas con TEA es un elemento clave dentro del tercer sector y son, hoy por hoy, los proveedores de servicios específicos para personas con TEA.

La colaboración y cooperación entre las entidades de familias del sector y la administración es la vía más óptima en el establecimiento de servicios especializados.

PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL CONGRESO INTERNACIONAL DE AUTISMO BURGOS

    null
  • Hay alto porcentaje de casos de TEA asociados a alteraciones estructurales del genoma (actualmente se conocen más de 100 genes relacionados), lo que evidencia la necesidad e incluir en la cartera de servicios de la sanidad pública el diagnóstico genético y el consejo genético familiar.
  • La intervención psiquiátrica debe estar enfocada a minimizar el impacto que los síntomas de TEA pueden ocasionar en la calidad de vida y en el funcionamiento de día a día de las personas. La farmacogenia abre una vía de apoyo para aquellas personas resistentes a los tratamientos convencionales.
  • El futuro de la atención psiquiátrica pasa por intervenciones naturalistas en los contextos cercanos de la persona junto con su entorno familiar y social, en base a intervenciones psicosociales dejando de lado las intervenciones exclusivamente farmacológicas.
  • La detección temprana de síntomas de TEA en los primeros meses ya es una realidad con el apoyo de las TICS.
  • La atención temprana específica y especializada modifica el desarrollo de las personas con TEA al poder incidir en las primeras manifestaciones.
  • Los protocolos específicos de acceso a los recursos sanitarios son la herramienta más eficaz para garantizar el derecho de las personas con TEA a acceder a dichos servicios. El acceso ya es una realidad en muchos servicios de Burgos.
  • Conocer la eficacia y la eficiencia de muchos programas de intervención en la escuela, pero se hace necesario evaluar el impacto de dichos aprendizajes en el funcionamiento de la persona, en función de los contextos en los que se desarrolla la persona y de sus propias necesidades y capacidades.
  • El diagnóstico de TEA en las mujeres sigue siendo una asignatura pendiente en la medida en que los instrumentos no tienen en cuenta el género y es evidente que la manifestación de los síntomas es diferente a la forma en que aparecen en los hombres.
  • Se hace necesario promover la investigación en la etapa adulta, ya que aún hoy es muy desconocida, que nos permitiría conocer aquellos predictores que pudieran producir un pronóstico positivo en el envejecimiento.
  • Más de la mitad de las personas con TEA sufren ansiedad de manera crónica, lo que obliga a no minimizar los estímulos estresores y a promover medidas de apoyo.
  • Las personas con TEA adultas con DI presenta alteraciones del sueño específicas que e
  • El acoso escolar y en las redes es uno de los peligros a los que se enfrentan los adolescentes y adultos con TEA. Programas que autogestión, así como controles más estrictos en la red son algunas de las vidas de prevención más eficaces.
  • Las terapias no avaladas a nivel científico ni con evidencia profesional siguen siendo un peligro para la salud de las personas con TEA. Se hace necesario que las administraciones vigilen, supervisen y/o vetan aquellas sin evidencias.
  • El movimiento asociativo de familias de personas con TEA es un elemento clave dentro del tercer sector y son, hoy por hoy, los proveedores de servicios específicos para personas con TEA.
  • La colaboración y cooperación entre las entidades de familias del sector y la administración es la vía más óptima en el establecimiento de servicios especializados.
Ir al contenido